Artículo de Domodis en Diario de Navarra.

Domodis, saber dónde se encuentra el ganado al instante.

Ha desarrollado un localizador para ganado con una alta autonomía y fácilmente usable, incluso sin cobertura

El sonido de los cencerros desaparecerá de los montes. El repiqueteo de estas campanas dejará de escucharse. Utilizados para saber dónde se encuentran los animales cuando están en medio de la naturaleza más agreste, ya han empezado a ser sustituidos por localizadores GPS. A esto se dedica Domodis, la empresa que ha creado Javier Victoria Echeverria (16 de mayo de 1980). Gracias a su sistema, ya ni tan siquiera es necesario desplazarse una y otra vez al monte para saber dónde se encuentran los animales. Basta con disponer de un teléfono móvil con conexión a Internet. Su posición aparecerá en la pantalla. Da igual desde dónde se haga la consulta.

Javier Victoria, trabajador del departamento de ingeniería eléctrica y aeronáutica de Mtorres, relata que la idea de negocio surgió casi de casualidad: “Un compañero del trabajo me contó el problema que tenía para localizar su ganado. Manuel Torres, fundador y presidente de Mtorres, contagia su entusiasmo emprendedor. Siempre he tenido inquietud por desarrollar proyectos. Ví que aquí había una oportunidad ”.

De esta manera, comenzó a trabajar en el desarrollo de un primer prototipo. El reto no sólo consistía en conseguir un sistema fácil de usar sino que además, fuera lo suficientemente robusto para resistir el ritmo de vida de los animales y las inclemencias meteorológicas: “Lo probamos en caballos de la variedad jaca navarra. No sólo se revuelcan por la nieve sino que también se frotan con los árboles. Los test los hicimos en unas condiciones climatológicas bastante adversas”.

Además, otras de las características del sistema que ha creado es su duración. Cada una de las baterías tiene una autonomía de tres meses, que ampliada, puede llegar hasta los seis.

Javier Victoria, promotor de Domodis, compatibiliza esta empresa con su trabajo en MTorres.

Un caballo con el dispositivo.

tipo de cartografía, como el Sitna) e indica dónde se encuentra el animal. En expansión Ahora bien, Javier Victoria señala que el mercado la planteó un nuevo problema. ¿Qué ocurre en las zonas dónde no hay cobertura? Para resolver esta cuestión recurrió a las señales vía satélite. En este caso, el ganadero ha de consultar dónde se encuentra su ganado a través de una web. “Con el primer sistema la información es a demanda. Es el ganadero quién decide cuándo quiere saber dónde se encuentra su ganado. En este caso, el sistema va emitiendo una señal de dónde está cada cierto tiempo. Puede ser cada cinco minutos, diez…”. Otra de las ventajas de este sistema consiste en que el ganadero puede establecer un perímetro de seguridad. Es lo que Javier Victoria denomina función “perro guardián” o “cerco”. En el momento que un animal que lleve el dispositivo salga de esa zona de seguridad, de manera automática, el sistema envía un correo electrónico al ganadero. La web también permite ver hasta los últimos 99 puntos por los que ha pasado un animal. “Esto permite al ganadero estudiar las costumbres y saber qué puntos se encuentran más deteriorados porque comen más”. De momento, el mercado al que se dirige este emprendedor es el nacional, aunque no descarta en un futuro la internacionalización. “Los próximos años son prometedores. Es verdad que el sector es reacio a la introducción de nuevas tecnologías, pero el éxito de este servicio no sólo es el saber dónde están los animales, sino que además, se crea una necesidad. Todos los ganaderos que lo tienen controlan constantemente dónde se encuentran sus animales”.

El uso de esta tecnología es muy sencillo. El primer prototipo empleaba la red de telefonía. El ganadero realiza una llamada a un sistema, este cuelga, y tan sólo unos instantes después, llega un mensaje de texto con un link. Pulsando este link se abre la aplicación Google Maps (también es posible utilizar otro).

Un comentario en “Artículo de Domodis en Diario de Navarra.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *